“Un Proceso de Balance.” - Intermedia Secundaria Sharmon (MNO-6).

Los Mensajes Celestiales del Grupo de Progreso 11:11
Post Reply
User avatar
Sandy
Staff
Posts: 20579
Joined: Sun Jan 30, 2005 8:51 pm
Please type in these numbers: 46373: 1111
Location: Illawarra District, New South Wales, Australia
Contact:

“Un Proceso de Balance.” - Intermedia Secundaria Sharmon (MNO-6).

Post by Sandy » Sun Jan 24, 2021 12:23 pm

Distrito de Illawarra, Australia, 23 de diciembre, 2009.
Intermedia Secundaria Sharmon (MNO-6).
Tema: “Un Proceso de Balance.”

Recibido por George Barnard.

Sharmon: “Bien, aquí estoy, mi solitario amigo humano, estaba pensando que apreciarías la compañía femenina de la especie más encantadora – ¡yo! Veo una tenue sonrisa bajo esa fruncida ceja. Podemos empezar. Primeramente, sin embargo, debo advertirte que no todas las preguntas que se han plantado en tu mente mercurial serán contestadas. No lo serán. Eres un ser evolutivo, no un ser creado y para ti la información de revelación es sabiamente restringida.

“Hemos establecido hasta ahora de que el tiempo tiene segmentos, los cuales la mayoría no son notados por ustedes, solamente son notados uno o dos, ocasionalmente. Nos la hemos ingeniado en explicar que todo en el tiempo-espacio tiene corporalidad – tu mente, tu alma, tus pensamientos, tus emociones y otras cosas. Verdaderamente, ¿Cómo podrías caminar dentro de una habitación y poder percibir ‘el remanente’ de un argumento que ha acabado de concluir? ¿Siempre hay excepciones, no es así?

“Para ti es más fácil entender que el tiempo-espacio trasciende en la eternidad, o mejor dicho que el tiempo-espacio tiene su fundación en la eternidad. Entonces es posible para el espíritu puro – los Ajustadores del Pensamiento y otros que estén compuestos de un espíritu puro – encontrarse dentro de todo espacio extendido, cerca de ti, aun dentro de ti, pero sin afectar el reino del tiempo-espacio que ocupan todos ustedes los humanos, al igual que a nosotros los de consistencia morontial y también todas las hijas (ángeles) de la Madre Espiritual.

“Ahora a lo específico: En un planeta de esta naturaleza, con una gran diversa población humana, con frecuencia a través de las circunstancias del nacimiento humano, o aun durante el período de crecimiento hacia la madurez, ciertos desequilibrios pueden ocurrir. Puede ser congénito o desarrollar, el talento de la habilidad psíquica, o puede haber una inclinación o un crecimiento hacia la espiritualidad. Realmente, no son lo mismo. En verdad, estas pueden crear un gran desequilibrio que necesitaría ser corregido.

“Debido a que vuestras vidas, desde el inicio de la terrestre hasta entrar en el Paraíso, son preconocidas en infinitos detalles, se hacen ajustes para permitirle al individuo ser esa brillante y luminosa ‘piedra’ en su ubicación pre destinada dentro del mosaico del tiempo, ambiente y asociaciones. Convenientemente, el alma puede ser elevada fuera del cuerpo y llevada secretamente para esta operación real conducida en los circuitos de los Arcángeles del planeta por medio de esos grandes expertos, quienes moran allí temporalmente.

“Aquí ves que en tal ocasión un ‘poquito de creación’ frecuentemente es aplicado al proceso de la evolución, ¿y es esa una forma de iluminación? Llámalo como quieras, mi querido estudiante, pero míralo como un balance merecido del alma humana cuando un aumento en la habilidad psíquica puede ayudar a incrementar un gran progreso espiritual o cuando un aumento en la espiritualidad puede aumentar una gran habilidad psíquica. Con frecuencia son ustedes quienes lo piden, pero con más frecuencia son recomendaciones de nosotros, a quienes nos conciernen todos ustedes.

“Este la Mensajera Intermedia Secundaria, Sharmon, despidiéndose y lazándose hacia su próxima tarea, dejándoles mi amor y mis mejores deseos.”

Nota del receptor: A veces hay resistencia (humana) a este procedimiento de sacar el alma del cuerpo para ser balanceada. Puede quedar en la memoria un recuerdo vagamente incómodo, o una verdadera pesadilla de memorias completamente distorsionadas que no se desvanece. Si quieres leer más acerca de esto, avísame. Es un texto de 5 páginas llamado “El Vice-regente”.

Traducido por Loyda Mira.

© Grupo de Progreso 11:11.
Has encendido una luz que se convertirá en un fuego deslumbrante — ABC-22.

http://1111angels.com
“And at the end of the day, my friends, even if it is a long day, and this is a long day, love wins. Always.”
~Governor Andrew Cuomo~

User avatar
Sandy
Staff
Posts: 20579
Joined: Sun Jan 30, 2005 8:51 pm
Please type in these numbers: 46373: 1111
Location: Illawarra District, New South Wales, Australia
Contact:

Re: “Un Proceso de Balance.” - Intermedia Secundaria Sharmon (MNO-6).

Post by Sandy » Wed Jan 27, 2021 4:10 am

Estoy publicando el capítulo 3, "El Vice-Regente", aquí. Esta es la lectura adicional que se mencionó en el mensaje de George y Sharmon titulado "Un proceso de equilibrio".

Espero que disfrutes leyendolo.
Arenoso
Capítulo 3 .

El Vice-Regente

Toda la familia de George generalmente contraía
resfriados o gripe. Los niños eran los primeros en sufrir y con
seguridad traían a casa todos esos gérmenes y viruses de la
escuela, el jardín de infancia y el grupo de juegos de la pequeña.
Generalmente su padre tenía suerte. El no se contagiaba de
todos esos resfríos o gripes. Tal vez el estaba muy ocupado para
ser molestado por ellos.

Pero por estar tan sobrecargado de trabajo, agotado,
George se contagió de lo que estaba viajando por ahí y con una
fiebre ligera, el se acostó temprano aquella noche. El dejaría que
el sueño le curara con la ayuda de un gran vaso de vino tinto
dulce.
~
Los ojos agudos del Vice-Regente del Universo Local estaban sobre el.
Fácilmente con tres metros de altura, luciendo un manto enjoyado, el se veía sensacional.
George estaba convencido de que el estaría temblando en sus zapatos, de habérsele
permitido llevar calzado al palacio del Vice-Regente. El Vice-Regente se volvió hacia los
Serafines que tan gentilmente sostenían al mortal. “¿Que me han traído?” exigió saber.
SU voz sonaba un poco abrupta.

Los Serafines, invariablemente una pareja dondequiera que se les encuentre en los
sistemas estelares, hablaron esta vez. “Su Honorable Alteza,” dijo el que iba vestido de
azul eléctrico a la izquierda de George, con una voz profunda pero placentera, “esta
forma de vida basada en el carbón ante usted proviene de un insignificante planeta azul.
Situado en la periferia de la Vía Láctea, se le llama Tierra. Tiene una población algo
atrasada de mamíferos vertebrados de dos piernas. Este es el número 483, 217, 668, 112-
B, una versión masculina de la especie.”

El Serafín con el manto naranja, situado a la derecha de George, habló a
continuación. “Su Honorable Alteza,” dijo una voz mas femenina y amistosa, “los
Espíritus Guardianes del mencionado planeta han pedido permiso para reclutar a este
mamífero. Ellos buscan vuestro permiso para enrolar a esta bruta criatura a uno de sus
pelotones.”

“Ni siquiera se puede parar sobre sus dos pies,” comentó el Vice-Regente.
“Sufre tremendamente de mareos durante largos viajes espaciales asistidos,” dijo
el Serafín azul. “La criatura tiene una fiebre alta. Sin embargo, viaja sin asistencia a
través de todas las facetas del tiempo y a la velocidad del pensamiento dentro de su
limitado dominio, porque comprende el diferencial de la realidad eterna y el tiempo.
También ha aceptado el pensamiento eterno: que fuimos, somos y siempre seremos, todos
y cada uno.”
27

“¡Que interesante!” comentó el Vice-Regente. “Tiene una habilidad limitada, pero
se ve extremadamente ordinario. Estoy algo decepcionado por su manera de vestir.” El
levantaba su gran nariz ante el desastre humano embriagado y falto de energía.
“Nosotros lo levantamos, tal como está, de su lugar de descanso mientras dormía,
Su Honorable Alteza,” dijo el Serafín naranja. “Esta es su capa externa natural. Está de
hecho completamente desnudo.”

George miró hacia abajo para confirmar que realmente estaba completamente
desnudo. Instintivamente intentó cubrir con su manos sus partes privadas, pero no pudo
moverse. Por necesidad, los Serafines le sujetaban con fuerza los brazos. Bueno, pensó el,
cuando has visto uno los has visto todos. ¿Que podría saber este Vice-Regente? El ni
siquiera tiene capacidades reproductivas – el es un producto de la Creación, no de la
evolución. Puede estar hasta un poco celoso. EL debería estudiar un poco a Freud y sus
ideas de las envidias de pene. ¡Ingeniosa broma! Pensó el mortal.

Pero el gran “hombre” de los mantos enjoyados había leído la sucia mente del
humano y su cara se había tomado un matiz rojo intenso. El podría poner a George en su
sitio si no tenía cuidado. Había ira en sus ojos, el trueno en su voz: “Tiene una muy mala
actitud,” gruñó.

“Nosotros estamos forzados a vivir allí,” comento con sequedad el Serafín azul.
“Confíe en mi, su Honorable Alteza – en esa esfera caótica y oscura, tristemente todos
ellos son así. ¡Ellos son incontrolables!”

George pensaba. ¡Si! ¡Me encanta ser incontrolable! ¡Me encanta el caos!
“Muéstrenme la documentación para esta asignación,” pidió el Vice-Regente.
Aparentemente de la nada, aparecieron allí dos criaturas bípedas semejantes a los
reptiles. Tenían menos de un metro de altura, con ojos enormes, oscuros y llenos de
sabiduría. George pensó que el había visto a algunos de ellos antes. ¡Compañeros! ¿Pero
donde? ¿En un sueño? ¿En una pesadilla? ¿En un viaje espacial?

Rápidamente sus largos dedos agarraron las notas de las manos del Serafín
naranja y las entregaron al Vice-Regente para que las leyera. George podía ver que
habían muchas marcas de dedos, gotas de tinta y palabras tachadas en el formato estándar
de la aplicación. Cada uno de los Espíritus Guardianes, al parecer, había cambiado algo
en esta aplicación. Pero todos ellos la habían firmado. ¡Lo sabía! Los Espíritus
Guardianes siempre están unidos en sus empresas.

“Este asignado es mitad holandés y mitad francés, y vive en Australia,” murmuró
el Vice-Regente. “¡No sabría ni que es ni donde está! Es dueño de una fábrica, practica
como sanador y estudia las mentes de su propia especia deplorable.”
El continuó: “¡No sabría que es lo que está haciendo en un momento
determinado!” El continuó leyendo, “Espiritualidad: irreverente... pero ¿de mente
abierta? Inteligencia: Pobre... pero ¿aplicado estudiante? Valores Morales: Honesto y
digno de confianza... pero ¿no con montos que excedan los 100.000 dólares de su moneda
actual? Con una cara de total seriedad el bajó la mirada hacia George. “¡Este envío no
sirve para absolutamente nada!” el exclamó.

George se preguntó quien habría escrito todo eso en aquella aplicación. ¡Esto era
tan injusto! ¡El sabía que era honesto hasta por lo menos 200.000 dólares de la moneda
actual! Bueno... tal vez un poco menos.

“Hay unas notas personales anexadas de los Espíritus Guardianes, su Honorable
Alteza,” dijo el Serafín azul.
28

El importante y gran “hombre” continuó leyendo, “Nosotros, los Espíritus
Guardianes del reino invisible de la Tierra, recomendamos el alistamiento del mortal 483,
217, 668, 112-B, masculino, conocido localmente como George Mathieu Barnard, a uno
de nuestros pelotones de progreso. El es testarudo, terco en sus opiniones, perfeccionista,
y como tal, muy útil para nosotros. El mantiene el ánimo bajo circunstancias difíciles,
simplemente porque no sabe hacer otra cosa, el continúa intentando con todas sus fuerzas
desarrollar un sentido del humor, aunque no lo logrará. Lo queremos como mascota del
pelotón y como un reto. La vida es monótona aquí. Lo necesitamos. El es psíquico e
intenta comunicarse con nosotros y eso nos agrada. Por favor considere nuestra
sugerencia favorablemente.”

El Vice-Regente hojeó muchas otras páginas. Luego levantó la mirada con
incredulidad. “¡Todos han firmado! Gritó. “¿Como algo tan inútil puede ser tan popular?
Y esto no es una sugerencia ¡Es una petición! Esto está, de hecho, redactado de tal
manera que casi es... un chantaje. ¡Incluso lleva el sello oficial de la Corporación de
Espíritus Guardianes Unidos!”

El necesitaba pensar. El nuevamente miró con desdén el “modo de vestir” de
George y parecía haber tomado una decisión. “Si ellos quieren a la criatura tanto pueden
quedarse con ella. Llévenselo de aquí. Envíenlo de regreso, en clase económica.
Ahórrense un problema. Usen una catapulta.”
George sabía como eran esas horribles cosas incluso antes de verlas – una versión
gigante de la que el tuvo cuando era pequeño. ¿Podría esto ser un sueño? Todo parecía
tan real.

“Lo siento George,” dijo el Serafín naranja.
“Lo siento George,” dijo el Serafín azul.

El yacía boca arriba en el patio caliente del palacio, a punto de ser lanzado de
regreso al espacio. El no podía levantarse. El estaba tan afectado por el viaje espacia y
sudaba profusamente por la fiebre. Su cabeza palpitaba.

Los Serafines estaban haciendo unas rápidas modificaciones a la catapulta,
mirando hacia el de vez en cuando. Ellos no querían hacerle esto a el. George lo sabía.
Pero ellos tenían sus órdenes y los Serafines siempre obedecen sus órdenes.
“No me siento nada bien y necesito su ayuda en este largo viaje,” les imploró el.
“La tierra esta mas o menos a solo once millones once mil años luz de aquí
George,” dijo el Serafín naranja. “Estarás allí de inmediato.”

“Hemos puesto unos elásticos nuevos en la catapulta número uno,” dijo el Serafín
azul. “Tu catapulta favorita.”

“Hacia el oeste-sur oeste del sol te pondrá dentro de la atracción gravitacional de
la tierra para cuando llegues allí,” dijo el Serafín naranja. “De allí en adelante seguirás
por tu cuenta.”

“Cierra los ojos y aguanta la respiración tan pronto como pases al sol,” dijo el
Serafín azul.

El fue despedido hacia el espacio e inmediatamente pudo sentir el calor del sol.
¡El ya estaba allí! El espacio temblaba. Su cuerpo temblaba. “Tengo tanto calor,” se
quejaba el. “Tengo tanto calor, tengo tanto calor, me estoy quemando...”
“¡Tu estas quemándote! gritó una voz familiar. “¡Oh Dios, Jesús ayudamos!”
Vagamente, George se preguntaba quien podría estar viviendo tan cerca del sol.
Quienquiera que fuese, ella podría quemarse los ojos si los abriera. Ella se tostaría los
29

pulmones si respirara. El iba a mantener sus ojos cerrados. El no iba a respirar. ¡De
ninguna manera! Parecía haber mucha gente viviendo cerca del sol. ¡Que lugar mas
ruidoso era el sol!

“¡Toma, moja esto! ¡Rápido, rápido Danielle!” se escuchaba aquella voz otra vez.
El sabía que era una voz fuerte, pero el apenas podía escucharla.
¿Ríos en el sol? Que linda idea. El se estaba sintiendo mejor. ¿O tal vez el estaba
muriendo? ¿Acaso importaba? Probablemente no. Por lo menos su cabeza ya no
palpitaba. Aunque sus ojos permanecían cerrados, el podía ver una luz en la distancia.
Allá sería un buen sitio para vivir, pensó. El se dirigía hacia allá ahora.
¿Lluvia en el sol? ¿Por que no? El la podía sentir sobre aquel cuerpo del que solía
ser dueño. Seguramente el disfrutaría de una tormenta. También se sentiría muy bien,
como George se sentía.

“¡Respira perezoso!” gritó la voz justo en su oído. “¡Abre los ojos! ¡Abre los ojos!
Abre los ojos y respira idiota! ¡No te atrevas a morirte y dejarme estúpido!” Aquella voz
sonaba desesperada, pero muy lejana.

Con cautela el abrió los ojos. ¡Su esposa, Jodi, estaba viviendo en el sol! Ella le
bañaba con una esponja.

“No vayas a quemar tu vestido de dormir,” le dijo el. “Es muy caliente aquí.”
“¡Tu estabas teniendo una gran pelea!” ella le estaba gritando. Ella estaba sin
aliento y llorando de miedo. “¡Estabas a punto de tirar la toalla!”
“Me lanzaron de regreso en una catapulta,” el respondió vagamente, “y todos los
Espíritus Guardianes firmaron mi planilla de aplicación.” El había echado una ojeada al
sello rojo de cera de la Corporación de Espíritus Guardianes Unidos.
“¡Tu estás delirando, agonizando con fiebre y esos malditos Espíritus Guardianes
imaginarios tuyos te han tenido por quince, veinte malditos años ya! ¡Ahora tómate esto!”
ordenó ella.

¿Agua fría en el sol? El se preguntó. Jamás lo hubiese creído si no la hubiese
probado. “Que suerte que no quemaste tu vestido de dormir favorito.”
Ella casi perdía ese vestido, pensó el.
“Vuelve a la cama ahora Danielle,” dijo Jodi. “Papi estará bien pronto.”
~
Algunos días con menos horas de trabajo le ayudaron a
restablecerse. Solamente Kevin Weiss sabía que su empleador
tenía que enfrentarse a esporádicos episodios epilépticos de
este tipo, el resultado de una severa golpiza, hacía ya bastante
tiempo. En lo concerniente a todos, George podría estar en
cualquier parte. Nadie se había preguntado por su paradero
durante la semana previa. Ellos sabían que el siempre trabajaba
largas horas. Las cosas estaban volviendo a la normalidad, tan
normales como podían estarlo.

“Casi todos nosotros estamos trabajando esta tarde,” le
decía Kevin a su jefe, “¿y tu?”
“De ninguna manera. Este último golpe epiléptico fue
increíble, Kevin,” respondió George, “e inescapable. Los ataques
causan un sobrecalentamiento, pero al parecer un
30

sobrecalentamiento también puede causar un ataque.
Solamente tenía un poco de fiebre, pero eso fue suficiente. Faltó
muy poco para que obtuvieras una promoción, hijo. Gerente
general de e
sta compañía. Falto bastante poco. Sigue
esperando.”
“¡Por Dios! Vete a casa,” el le dijo a George. “Yo no quiero
ese trabajo. No de esa manera. Si alguien me pregunta diré que
tu tienes pacientes de hipnoterapia esta noche.
Barnard se fue. De haberse quedado se habría perdido
toda la diversión.
31
“And at the end of the day, my friends, even if it is a long day, and this is a long day, love wins. Always.”
~Governor Andrew Cuomo~

Post Reply